Estuve ausente...me fui tan lejos como llevada por la brisa del mar que hoy esta frente a mis ojos...y el mar que me llevó me trajo nuevamente. Un adiós, un beso frío, una noche negra...un nuevo amanecer es lo que me dejó el susurro de aquel nombre...

viernes

Señor Tiempo

Intenté detener el tiempo en mis manos,
desbaratar sus manecillas con mis uñas,
y con ellas hacerme un collar de sentimientos.
Intenté secuestrar al minutero, amordazarlo,
y llevarlo al sótano de los incomprendidos,
en medio gente que ha perdido la razón;
pero la noche ha llegado a su fin,
la claridad dejó al descubierto mis miedos,
lo desordenado de mis nostalgias,
colgada cada una de mi lágrimas de sal.
¡Señor tiempo, ha llegado usted demasiado pronto!
En medio de la neblina de la sin razón,
le supliqué detenerse su danza,
me lancé a los rieles del tren de mis recuerdos,
pero usted, viéndome,  pasó sobre mi,
como quien aplasta una hoja seca,
desahuciando mi corazón …
Señor tiempo, otra vez ha llegado,
sonando doce largas campanadas,
que él oirá y lo harán alejarse de mi,
mientras yo me quedaré despierta,
esperando que usted se digne
a sonar nuevamente doce campanadas más…..

jueves

En el Callejón

En una calle solitaria va caminando,
cartera en mano, taco aguja, pelo al viento
oye pasos detrás de ella…cerca, muy cerca,
apresura la marcha con miedo, con angustia,
dobla en la esquina, respira profundamente,
pero nuevamente vuelve a escuchar aquellos pasos,
esta vez más cerca aún… el miedo crece.
Entra en un callejón…sin salida,
las sombras le enseñan una silueta detrás de ella,
que avanza, que se hace cada vez más grande.
La toma del brazo, ella forcejea, se defiende,
grita con fuerza, pero nadie le escucha,
alcanza a ver unos ojos, brillando como faros,
le arroja el bolso, el reloj,  las joyas,
pero quedan regados en el suelo,
es a ella a quien busca... a quien desea,
la toma de la cintura, la atrae hacia él,
le busca los labios con insistencia, con desespero,
ella lo evade, lucha, pero él es más fuerte .
Siente sus labios sobre los suyos, apretándolos.
La respiración de aquel es agitada, intensa, febril,
sus manos recorren su espalda con vehemencia,
hurgan en el silencio, buscan con desesperación.
sin detenerse avanzan por todos lados,
cada rincón es investigado, es acariciado,
en aquel callejón sucio y polvoriento.
Ya sin fuerzas se deja llevar,
sus labios se hallaron,  se disfrutaron,
y tras el miedo, el silencio y la soledad
sus cuerpos se unieron en un mismo ritmo,
tumbados entre viejos cartones, bajo las estrellas,
sin detener la marcha, ni la intensidad...
hasta llegar a la máxima expresión de plenitud
hasta apagar sus gritos con los labios del otro.
Tras ello, se levantan, se visten, sacuden el polvo;
nadie dice nada, sobran las palabras…
Ella siguió su camino, él no volteó a verla.
miedo, pasión, desenfreno y un simple adiós,
mañana volverán a encontrarse, 
mañana jugarán nuevamente... 
como casi siempre lo hacen, 
el aquel callejón sucio y polvoriento...

viernes

El teatro de la vida

En este teatro de la vida, donde abundan las caretas y escasean las verdades,
hoy se estrena la obra “y llegó el final, sin siquiera avisar”
El público aguarda ansioso, esperando que empiece ya la  función,
los actores, o sea, tú y tristemente yo, detrás del telón de las mentiras,
esperando ver quién da el primer paso, quien apredió mejor el libreto,
El “adiós” es el primero llamado a entrar en escena, lleva la cara triste,
seguido del “márchate de una vez” que aún no aprende bien sus líneas,
esperando su turno está el “me mentiste” con la corbata ahorcando sus palabras,
para dar paso finalmente al “esto se acabó”, que se arrastra casi a punto de morir.
El público aplaude, algunos lloran, otros critican,  otros se durmieron ya,
cansados de ver la misma obra una y otra vez y siempre mal ensayada.
En este teatro de la vida, donde abundan las caretas y escasean las verdades,
hubo en la sala lleno total, pero en los corazones un vacío que asesina.
El trabajo siempre es arduo y la paga siempre es poca,
por amor al arte se aguantan muchas cosas, menos la traición.
Hasta una nueva temporada, hasta un nuevo estreno, hasta un nuevo amor,
hasta que los actores quieran interpretar un nuevo papel,
tragedia, drama, comedia es lo que siempre promete haber,
Hoy bajamos el telón, y mañana se abrirá, pues la función siempre debe continuar...  

sábado

Hoy llueve sobre tu piel

Hoy llueve sobre tu piel,
es una nube de estrellas estrellándose contra tu pecho,
es un rayo de amor que nos partió en dos
que remeció el firmamento y lo tiñó de carmesí,
que hizo avergonzar a la luna y dejó al cielo suspendido,
que espantó al sol y lo dejó perplejo,
que dejó al ocaso con la boca abierta,
que arrancó el naciente crepúsculo y lo sembró en ti,
Hoy llueve sobre tu piel,
gotas de amor que bailan sobre tu vientre,
que juguetean entre las zarzas de nuestros amores,
entre las llamas que arden entre tu boca y la mía,
entre los cuerpos que deseosos se buscan debajo del cielo.
Hoy llueve sobre tu piel
y son mis labios que no se sacian de ti,
es mi osadía que se desplaza, sin reservarse nada,
es mi secreto que se acurruca bajo tu cuerpo,
es mi inocencia, enviada a dormir temprano,
para dejar en libertad, las enormes ganas que tengo de ti…

viernes

"¡No más!"

Dale duro, golpéalo con tu desamor,
 fuérzalo a hacer lo que no quiere,
somételo a tus malos pensamientos,
arráncalo y devóralo sin remordimientos,
arrástralo por las calles oscuras de tu rencor,
tómalo prisionero, niégale el pan, niégale el agua,
deja que muera de a poquitos, deja que sufra,
viértele encima la lluvia de tus mil reproches,
róbale la risa, con dientes y todo,
miéntele todos los días, diciéndole que aún lo amas,
ata su destino a tu vida llena de prejuicios,
amordaza sus gritos, extingue su vida con tus palabras,
apaga con insultos, el rayito de luz que aún hay en él,
márcale en la frente que el único dueño eres tú,
pisotea su autoestima, no levantes tu pie de él,
arrójalo al hoyo de tus miserias, de tu frustración
échale la culpa de tu fracaso, y de lo que nunca llegará a ser,
cóbrale con intereses, cada beso que le diste sin sentir amor,
y tras todo ello, no pretendas nada más...
y tras todo ello, cierra la puerta tras de ti,
pues hiciste todo cuanto querías,
pero el corazón ha dicho: “¡No más!”

domingo

Queda Prohibido

Queda prohibido llorar,
pero soy yo quien no deja de hacerlo.
Queda prohibido un último beso de despedida,
pero soy yo quien se arroja a tus brazos para intentar besarte una vez más.
Quedan prohibidas las promesas,
pero soy yo quien te promete no olvidarte nunca mientras viva.
Queda prohibido suplicar que lo nuestro no termine,
pero soy yo quien lucha por pegar cada pedazo roto de nuestra historia.
Quedan prohibidos los reclamos,
pero soy yo quien te reclama la parte de culpa que te corresponde.
Queda prohibido amar,
pero soy yo la que no puede evitar amarte hoy más que ayer...
"Queda prohibido" me dijiste, pero cuando se ama como te amo yo,
no existen reglas que se puedan cumplir,
y más si estas pretenden avasallar mi amor…
La única prohibición que aceptaré es que "queda prohibido" decir adiós…

jueves

Por mi Ventana

Te colaste por mi ventana a media noche,
como se cuela un ladrón en casa ajena,
así se coló tu voz sutil, vibrante, acariciante.
Me despertaste con un suave beso,
me descubriste sólo para ti,
mientras tu voz tomaba mi mano
y juntos traspasábamos el umbral de lo real,
de lo común, de lo conocido, de lo lógico
para llevarme a transitar por senderos sin luz,
sin preguntas y sin respuestas.
Seguí tu voz, como quien sigue un lazarillo,
como quien sigue una esperanza, un milagro,
y a la vuelta de la esquina tu voz me atrapó,
me sedujo, se robó mis fuerzas y mi voluntad.
Y mientras la lluvia caía, yo caía en tus brazos,
mientras la noche moría, yo revivía en tu cuerpo,
mientras otros dormían yo recién despertaba
a una nueva forma de sentir…de vivir.
Y mientras tú te marchabas al amanecer,
yo me juraba a mi misma que nunca jamás
volvería a cerrar mi ventana…

martes

Hecha de Tierra

Tú me formas cada vez que me tomas,
cada vez que tus manos me moldean, acariciándome.
Soy de la tierra que hoy remueves, para sembrarme tu amor,
a su tiempo daré fruto que exhibiré gozosa ante los demás.
Tú eres quien me cultiva, quien me riega cada noche,
quien se levanta bien temprano para remover mi dureza,
y por la noche se acuesta sobre mi, para darme su calor,
mientras voy tomando forma de mujer, mientras me acomodas a tu gusto,
para después apretarme entre tus formas, dejando en mi tu néctar,
mientras siembras tu semilla, en la humedad de mis profundidades.
Luego me aprisionas nuevamente y entre tus manos me deshaces sin piedad,
para volver a ser nuevamente tierra …sólo tierra.  
Esperaré por tanto, hasta que vuelvas cada noche,
y me conviertas nuevamente en mujer... en tu mujer
para que remuevas mis ansias, y te entierres conmigo hasta el amanecer,
para que me cuele en el hueco de tu boca, en tus manos, en tu cuerpo,
para que vuelvas a labrar con ímpetu sobre mi caminito de tierra.
Esperaré cada noche, cuando vuelvas sigiloso y te siembres nuevamente en mi….

miércoles

Así empezó todo

Fueron un par de miradas a media tarde y una leve sonrisa al pasar,
unas cuantas palabras de cortesía, un saludo, un suspiro a escondidas,
un suave roce de tu piel y mi piel, provocando un estremecimiento,
una llamada supuestamente equivocada, para terminar en una cita,
una velada sin testigos, el dulce vino, la noche limpia, la luna,
una habitación con olor a jazmines, en mitad de la carretera,
el miedo inicial, un trémulo beso, tus dedos atrapando mi boca.
Fue todo ello lo que desencadenó esto que hoy nos tiene dominados,
esto que es más que deseo, pasión desmedida, arrebatada,
esto que cada día necesito más con desesperación, con codicia,
esto que algunos se aventuran a llamar amor, que quema como el fuego,
esto que me abrasa, que me consume, que me pierde entre tus susurros,
esto que cada viernes nos espera en aquella misma habitación,
que nos hace vivir sin gusto seis días de la semana, esperando…
hasta ver llegar el día en que el calor se acomode en mis mejillas,
para luego deslizarse calcinando todo mi cuerpo… esperándote,
con la luz apagada, con las sábanas revueltas en mi angustia,
con el grito en mi garganta, hasta verte llegar y cerrar la puerta tras de ti….

sábado

La Tarde de Ayer

Recuerdo la tarde de ayer, tú dormido sobre mi cama,
mientras yo te miraba y fumaba desde aquel sillón,
desde allí te vi y te disfruté nuevamente, sin que te dieras cuenta.
Me acurruqué en mis pensamientos y te recorrí con la mirada,
mientras la habitación se llenaba del humo de aquel cigarro.
En tus sueños te diste vuelta y me mostraste tu rostro apacible,
te vi de perfil y te desee una vez más, una vez más tuve ansias de ti.
Me acerqué hacia tu cuerpo y te acaricie con mis manos,
levanté las sábanas que te cubrían y volví a enterrarme debajo de ellas.
Busqué con mis manos el conocido calor de tu cuerpo,
y éste me respondió estremeciéndose debajo de mis manos.
Estuviste dispuesto a amarme nuevamente, sin prejuicios… sin temores.
Me tomaste entre tus brazos me atrajiste hacia tu cuerpo,
y en un giro inesperado me llevaste debajo de ti,
para luego enseñarle a mi cuerpo a dejarse amar con libertad.
Recuerdo la tarde de ayer, tus besos, tus caricias, tu cuerpo...
Hoy espero que vuelva a sonar el teléfono como ayer,
y mientras espero, vuelvo a encender mi tercer cigarrillo pensando en ti…

jueves

¿Quién eres tú?

¿Quién eres tú que descubres mis cortinas?
que atisbas, que hablas es silencio,
no eres tú a quien espero,
no es su voz, no son sus ojos.
Me miras a través de mis cortinas,
tus ojos penetran mi órbita,
me estremezco… pero no eres tú
me absorbo en mis espasmos… pero no eres tú,
me quiebro en mi deseo… pero no eres tú,
me arremolino en mi debilidad… pero no eres tú.
¿Quién eres tú que sin respeto entras en mi cámara?
que aún sabiendo que soy de otro, te deslizas,
que levantas mi velo y me descubres:
plácida, adormecida, expectante y ansiosa
¡No deberías estar aquí!, ¡no eres tú! me grita el silencio.
¿Quién eres tú que se acerca sin prisa?
que cuentas los pasos que te separan de mi.
¡Vete ahora que aún hay tiempo!
¡Vete ahora que la guardia duerme!,
¡Vete ahora que aún no llega quien ha de venir!
Cierra de nuevo mis cortinas, vuelve tras tus pasos
que yo seguiré esperando, al que ya no tarda en venir…

viernes

En mi guarida

Te llevaré a mi guarida en lo alto de aquel monte,
cerraré la entrada y me enterraré contigo,
serás mi prisionero, mi esclavo, mi buen amante,
nadie más volverá a saber de ti o de mi.
Allá afuera el mundo entero se consumirá en egoísmos,
hervirá de pasiones corrompidas, llenas de mentiras,
compraran el amor, como se compra una prenda,
lloverá, saldrá el sol y nuevamente volverá a llover,
la gente nacerá y morirá, engendrará sus propios males
para luego nuevamente volver a morir…una y otra vez,
pero nosotros viviremos en nuestro propio mundo
me tejeré con tu piel, en una plena armonía,
y tú te hundirás en mi cuerpo hasta desaparecer.
Te llevaré a mi guarida y te haré retozar conmigo,
beberemos en silencio gota a gota nuestro amor
despertaremos abrazados, para volver a desearnos,
nos comeremos nuestros miedos uno a uno sin pudor.
Al llegar la noche me arrancarás la vida en mil pasiones,
y al llegar la mañana quedaré rendida sobre ti,
Te llevaré a mi guarida, y como lobos hambrientos
nos morderemos de a poquitos, rápido y despacio,
tú te alimentarás de mi, y yo me saciaré de ti….

lunes

La Ronda de la Luna

Un día te vi redonda, diáfana y sosegada,
te volví a mirar con miedo a ser descubierta,
con miedo a que tus ojos atraparan los míos,
con miedo a sentir tu  pálido rostro frente al mío.
Sé que mi amor es imposible, pues tu amor es ajeno,
como ajeno es tu mundo, muy distante al mío.
Sé que nunca nuestros cuerpos intercambiaran su calor,
nunca mis labios te robarán un beso carmesí,
nunca mis manos rodearán tu blanco cuerpo desnudo,
nunca seremos libres de vivir este amor.
Te miré y jugamos juntos la ronda de la luna,
¡Un, dos, y tres! ¡me quieres yo también!
¡cuatro, cinco y seis! ¡adivina quién es quién!
Jugamos la noche entera, tú desde tu balcón de estrellas,
yo hundiendo los pies en la tierra que me vio nacer,
rogándole al cielo que te permita bajar a bailar conmigo
el dulce vals de ensueño, el vals de los amantes de la noche.
Te miré y desde entonces tu belleza me atrapó,
gacela de blancos colores, de tenues lunares y labios vino tinto,
me endulzas, me atraes, ¿cómo hago para llegar a ti?
¿Cómo quiebro los prejuicios que nos separan?
Quiero pisar tu suelo, y clavar sobre él la bandera de mi amor
y proclamar ¡Oh luna querida!, que eres mía y de nadie más,
que si otros profanaron tu cuerpo, tu amor no lo tuvieron jamás.
Llora conmigo, pequeña;  suelta tu llanto sin temor
que tus lágrimas son mi consuelo, mi esperanza…
me beberé cada una de ellas brindando por nuestro amor.

martes

Desdoblamiento

Cierro los ojos para poder recordarte,
aspiro profundamente para poder atrapar tu aroma,
me aprieto a mis recuerdos para poder sentir tu cuerpo,
beso al silencio, para poder besarte a ti.
Los días han pasado, ¡y quien puede evitarlo!
me envuelvo en mis pensamiento, ajena a todo,
vuelvo a enfocar tu rostro en mi mente,
pero se disipa con mis suspiros, con mi nostalgia.
En mi cama, desde la que cientos de veces te soñé,
desde aquí me desdoblo para ir a tu encuentro,
camino por las calles de la ciudad, la noche está muda,
mis pies no logran tocar el suelo… vuelo pensando en ti,
voy olfateando tu aroma perdido, pero aún estas lejos,
recorro calles, casas, montañas, pero aún estás lejos,
mi cuerpo me pide volver, pero me resisto, aun no doy contigo.
Pero en ese momento mi ser empieza a estremecerse,
y siento que ya estoy cerca …¡muy cerca de ti!
Me desplazo por la ventana, de tu cuarto, sin tener que abrirla
y te veo allí durmiendo, soñando, esperando…
Te despierto con mis besos, mientras crees que soy un sueño,
me tocas sin tocarme, pero yo puedo sentir tus dedos,
me besas como se besa una nube, pero yo te disfruto,
me abrazas como se abraza al aire, pero yo me estremezco…
La mañana nos despierta, aún estamos abrazados,
mi cuerpo agoniza sin mí, es tiempo de partir,
te dejo un último beso, y vuelvo a desearte otra vez,
que muera mi cuerpo, no me importa, si mi alma vive contigo,
pero finalmente me entrego al deber de volver a mi mundo
a la oscura realidad, a un cuerpo que me separa de ti,
te dejo mi recuerdo en tu almohada y mi fragancia en tu cama…

viernes

La Tristeza

La tristeza me mira y su mirar golpea el alma,
no me mires, le he rogado, voltea de mi tus viles ojos,
¡me miraste por tanto tiempo!, ¡todos los días!.
Me levantabas de madrugada, negándome el dormir
caminabas conmigo durante el día, fiel compañera,
te sentabas a mi mesa, y el bocado no entraba en mi
y en mi cama hiciste nido negándote a marchar…
La tristeza me mira y su mirar golpea el alma,
¡Ya cánsate de mi!, le repito vez tras vez,
Pero ella no me escucha…así es nuestra amistad
se acurruca aquí en mi pecho y me vuelve a mirar…

miércoles

Me voy

Pasaré de esta vida sin haberla vivido,
así soy yo, que le puedo hacer,
reacia a usar siempre la razón,
ajena al murmullo del silencio,
embebida por la nostalgia del ayer.
Me cuelo entre las sombras,
desaparezco, sin dejar huella,
sin hacer ruido, no me escucharas partir.
Pasaré oliendo a tierra húmeda,
porque fui sembrada en un vida ajena,
y sola me arranque para buscar mi destino,
soy de carne y de arena, me deshago,
vacilo, pero igual avanzo…
Frente a mi el abismo de la incertidumbre,
¿lo cruzo o no lo cruzo?…pregunto al corazón,
no me responde, enmudeció hace tiempo.
Cerraré los ojos, pensaré en nada,
pues eso no me lastima, eso no me agita,
calmada pasaré a la otra orilla,
donde me espera la barca que no regresa jamás,
donde me espera la neblina de la otra vida.
Pasaré sin que me hayas descifrado,
en tu mente quedaré inconclusa,
me llevaré la última pieza del rompecabezas,
con la que me podías retener a esta vida,
me la llevo, porque me urge irme de aquí,
me urge tomar mi vuelo y echarme a volar.
No quiero despedidas, ni lágrimas
no me imagino verte llorar…por mí,
no quiero recuerdos, no quiero cenizas,
me llevó todo lo que era mío
me llevo mi tristeza, mi incertidumbre
me llevo mis silencios, aquellos
que tras mi puerta quisieron quedarse,
a hacerte compañía en los días que vendrán.
Pasaré de esta vida con las manos vacías
pero con el corazón llenó de nostalgia,
me voy de tu lado, para siempre,
pues ya no quiero seguir huyendo de ti….

martes

Soy

Soy hielo y me deshago en tus manos,
me quedo inerte, complacida, satisfecha,
tú eres fuego abrasador… te enciendes
me devoran tus lenguas incandescentes,
tus ojos que en llamarada calcinan mi inocencia.
Soy agua que en tus manos corre libremente,
que en tu boca se endulza con tus besos,
que sobre tu cuerpo se mezcla con la sal,
reinando sobre ti, sobre tu firmamento.
Soy lluvia que impetuosa me desbordo,
que te estremece y te obliga a buscar calor,
que se funde en tu cuerpo y te traspasa…
y que muere cuando de súbito te enciendes sobre de mi…

miércoles

¡Déjame ir!

¡Cómo seguir con esto que nació sin darme cuenta!
¡Cómo alumbrar este deseo y convertirme en madre del dolor ajeno!
¡Cómo mirarte a los ojos y seguir deseando tus besos en mis sueños!
¡Cómo desvestir de mi cuerpo tu mirada que me envuelve!
¡Cómo desear abrazarme a ti y abandonarlo todo y a todos!
¡Cómo pedirte que dejes sus risas, sus juegos… su llanto a media noche!
¡Cómo seguir buscándote en medio de la gente!
¡Cómo seguir jugando con las miradas a media luz!
¡Cómo seguir deseando atraparte en mis ansias!
¡Cómo pintar mi historia, si su protagonista pintado está en otro cuadro!
¡Cómo mirarte sin mirar, amarte sin amar, desearte sin desear!
¡Cómo escapo de ti, de tu cercanía, de tu voz que me llama sin llamarme!
¡Cómo dejar de verte, cuando eres tú quien pide verme!
¡Cómo desempolvar el valor  para negarme a ti…!
Déjame ir, cruzaré los mares y buscaré nuevos vientos,
pues tú ya tienes dónde cobijar tu corazón,
deja que yo encuentre mi lugar…lejos de ti…

viernes

La noche aguarda

Ven a mi que la noche aguarda,
ven y no te detengas a llevar nada,
porque nada necesitamos, si no el uno al otro.
Deja que caigan las hojas de otoño,
deja que el mundo camine a tientas,
Deja que vivan sin estar vivos.
Ven no tardes más, ya es la hora
pues arden en mi piel las ganas de verte,
y afloran en mi mente mis recuerdos de ayer.
Ven, deja que duerman aquellos prejuicios,
deja enterrados tus miedos y temores,
ven que la noche es nuestra, y nuestro es el tiempo,
nos besaremos el alma, nos beberemos la vida,
escaparemos por el camino de los errantes,
viviremos, moriremos y volveremos a revivir.
Ven, la noche aguarda…y yo también

miércoles

Desenrédame y vuelve a enredarme

Desenrédame con tus dedos, recorriendo todo mi mundo,
sé que mis enmarañados pensamientos te tienen atrapado,
enredado en mis fauces, deseando huir y volver a caer en la trampa,
así soy yo, indescifrable, ingenua, sobrecogida y arriesgada,
que se enreda en sus ideas, en sus novelas de media noche,
plasmadas de nombres y seres que nunca he conocido…
Desenrédame, devuélveme la cordura,
ata mis pensamientos y guárdalos en las bóvedas de las profundidades,
sé mi carcelero, aunque quedes atrapado en mis prisiones,
soy tuya y tú eres mío, encadenados a nuestros deseos y temores,
huye conmigo a lo desconocido, a la profundidad de las aguas,
entiérrame en tu recuerdo y enrédame en tu cuerpo,
quédate conmigo hasta que pasen los tiempos,
hasta que el silencio quede sordo y la lluvia se haga hielo,
porque nací para ti, para vestirte con mi cuerpo,
para que seamos uno, más allá de lo inimaginable.
Desenrédame y vuelve a enredarme en ti,
Ese es nuestro destino…

viernes

Por un momento...

Por un momento me sentí sola, lejana, perdida
caminando en medio de la nada,
entre callejuelas pintadas de tristeza y añoranza.
Me sentí atrapada en una vida que no deseo vivir,
embebida de nostalgia, dejándome llevar por el viento,
cansada de la rutina del reloj de mi pared,
ensayando medias sonrisas y medias verdades,
durmiendo sobre flores hechas de cartón,
en mi mundo de arena que se escurre entre mis dedos.
Por un momento me sentí ausente,
separada de la realidad, en mi burbuja de jabón,
llorando sin saber por qué, esperando sin saber a quién,
recordando una vida que no era mía,
como quien recuerda la playa por la que nunca caminó.
Por un momento me sentí atrapada en mis recuerdos,
caminado en el aire, sin nada bajo mis pies,
inerte, pasiva, pálida y sin palabras,
cayendo en el abismo de mis silencios,
esperando despertar de este sueño llamado: realidad.

lunes

Que no muera el silencio

Que no muera el silencio, el bullicio cansa
el silencio atrapa, y conserva la quietud de la noche
que vuelva a nacer el silencio en esta noche
sin palabras te amaré, sin remedio te aprisionaré
sin pudor me entregaré a tu encanto y seducción
Que no muera el silencio, la noche ha nacido hace poco,
pero su destino es morir en unas horas,
pero hasta entonces, ámame entre las sombras,
y ayúdame a escribir esta nueva historia,
que nació de la nada y de la nada morirá,
Que no muera el silencio, pues hoy lo necesito
no diré tu nombre, ni tu pronunciarás el mío
nadie sabrá a quienes esconden las sombras,
nadie escuchará lo que hay debajo del silencio
ámame en silencio y sin pausas
Que no muera el silencio
quiébrame entre tus abrazos, ya que importa,
pues mañana nos veremos y nadie dirá nada
pues mañana tú seguirás tu camino y yo el mío
tú tomarás su mano y yo me aferraré al viento
Que no muera el silencio…que nunca muera

viernes

Hoy escribo para ti

Hoy escribo para ti, para el que hoy retiene mi mirada,
para el que me mi mira solapadamente por temor o vergüenza.
Hoy escribo para ti que te escondes y que, desde allí, me observas,
pues aprendido a interpretarte, a leerte como se lee un diario íntimo.
Hoy te llevaré a mis sueños y besaré tus labios una y otra vez,
aquellos que arden en los míos como llamarada de pasión;
pues eso es lo que provocas en mi, todo un mar de sensaciones.
Tú eres mi fruta prohibida y yo también soy negada para ti,
lo que me dicen tus ojos es lo que te repiten los míos,
hay una sensación especial que creí olvidada hace años,
no pensé que renacería esto, precisamente contigo.
Sé que nuestra suerte está echada, pero hoy no quiero pensar en ello,
ni en las miradas de reproche, ni en dedos acusadores,
hoy pensaré en ti, en aquella mirada que me dejaste al partir,
ello me basta para jugar con mis emociones, para crear mi historia
y recrearla en mi mente y en mi corazón ávidos de tenerte aún más.
No quiero perder esto que tenemos, todavía no lo quiero perder,
pues me hace sentir mujer, me hace sentir que estoy viva
que las cuerdas del violín no se rompieron completamente,
que su melodía sigue atrapando mis sentidos como siempre.
hoy pensaré en ti, amigo, amante…hasta que la melodía se termine…

martes

¿Ángel o demonio?

¿Cómo hago para penetrar en tus sentidos,
para llegar a lo profundo de tu oscura mirada?
aquella con la que estremeciste mi cuerpo hace tanto tiempo
aquella con la que aún hoy en día me estremezco con sólo recordarla.
¿Cómo hago para entender tus pensamientos, para ver más allá?
¿Cómo hago para llegar hasta dónde nadie llegó?
¿Como hago para construir mi nido en la última de tus ramas?
¿Cómo hago para descubrir quién eres el realidad?
Te presentaste ante mí como un ángel con el ala rota
indefenso, tierno y necesitado de amor y pasión,
tus brazos fueron mi prisión, y yo feliz me dejé apresar,
tus besos me transportaban a lugares dónde todo era posible,
tus caricias encendían mis sentidos y me obligaban a desearte.
Pero un día el ángel cambio de piel, cambio de mirada,
y fue entonces que conocí algo más de ti
y lo que descubrí me gustó aún más, y me ató aún más.
Tras el velo de tu misterio asomó una mirada de fuego,
que me lo decía todo sin siquiera hablarme,
que me lo pedía todo sin darme tregua.
Apareció ante mí un ser hecho de deseos insatisfechos
que me atrapó con su sombra de sensaciones,
y yo, rendida y sin querer luchar, me dejé llevar…
y hoy aún navego a la deriva en mi mar de pasiones,
explorando cada parte de su ser, intentando por fin conocerle,
¿Ángel o demonio? ¿Quién lo puede saber?
Lo único que sé es que él rebasa mis expectativas,
me aniquila, me desbarata, y me vuelve a construir con sus manos
Así es él…y así soy yo

domingo

Hoy más que ayer

Te necesito hoy más que ayer,
no sólo es tu cuerpo, no sólo son tus besos, te necesito a ti,
necesito tu mirada sobre la mía, hablando en silencio,
necesito esa caricia escondida, ese beso que apenas me roce,
necesito tus brazos donde me pierdo y se pierden también mis miedos,
necesito tu silencio, tu respiración pausada acompañando la mía,
necesito oír tu voz hablándole al silencio en nuestra habitación.

Te necesito hoy más que ayer,
hoy quiero estar junto a ti, apretada al olor que despide tu cuerpo,
necesito que me acaricies sin tocarme, que me hables sin palabras,
hoy necesito tu cercanía sin ímpetus, ni sobresaltos,
te necesito plácido, recostado en mis susurros, abrazado a mi voz,
necesito tu calidez, más que tu calor; tu paz, más que tu pasión,
necesito tu amor expresado en versos escritos con la yema de tus dedos.
Te necesito, hoy más que ayer,
necesito tu música vibrando en mis acordes, suave y dulce,
necesito que hoy estés a mi lado, arropado a mi querencia,
necesito tu sombra bañando mi esencia, cubriéndome toda de ti,
necesito tu beso sereno, a la luz de la luna de plata,
necesito saberte cerca, tantear tus manos con las mías en la oscuridad
y asirte con este fuerza incontrolable que me hace necesitarte hoy mas que ayer.

martes

¿Cuándo termina la noche?

¿Cuándo termina la noche?
¿Acaso cuándo el sol es milagrosamente alumbrado
después de una noche de gritos y quejidos?
¿Después que las estrellas perdieron su brillo y color?
¿Después que el reloj marcó el regreso del amanecer?
¿Cuándo termina la noche?
Dímelo tú, ¿cuándo terminan tus caricias, tus susurros?
¿acaso cuándo me muestras tu rostro alumbrado por el día?,
¿Acaso cuándo me dices que te debes marchar
dejándome de día aún sumida en la oscuridad?
¿Cuándo termina la noche?
¡Quién sabe! Sólo sé que aún te necesito,
que el tiempo no me bastó para quererte,
que aún necesito  tu olor sobre mi almohada.
Para mí la noche aún no termina,
el día puede tener su propia opinión,
pero para mi aún es de noche, pues aún te espero,
y cuando las tinieblas te hagan correr hacia mi,
Aquí te esperaré…porque aún no termina la noche.

viernes

Tus Secretos

Me hace sentir bien tu compañía, me hace sentir segura.
Al caminar a tu lado, pequeña y frágil, se serena mi alma
Te miro de reojo alto y varonil, aunque no te lo creas,
Aunque tu inocencia de niño grande me confunda
y logre camuflar, algunas veces, los ímpetus que llevas dentro.
Tomada de tu mano, no espera nada más,
La fuerza que me imprimes, me hace sentir plena…
Así eres tú, seductor, cercano y lejano, indescifrable.
Poco fui aprendiendo a leer en ti y con mis manos te traduje
y te hablé sin palabras, y me entendiste …perfectamente.
Los años han pasado, pero tu misterio aún te ronda
y eso hace que me atraigas mucho más…
Amo el misterio, porque el misterio tiene tu sello,
amo la noche que nos oculta entre las sombras,
donde intentas revelar tus secretos, mientras que yo
intento colocarte nuevamente el antifaz en tus verdades.
Me gustas como eres, no deseo saber nada más,
me basta con lo que sé, pues lo que se me atrae…
Déjalo allí, juguemos a no conocernos,
juguemos en esta noche sin estrellas, a que somos otros
que mi nombre no importa, ni tampoco el tuyo,
recuerda que donde nace el amor, los temores mueren,
déjalos, pues, morir esta noche…una vez más.

jueves

Que no se ahogue el amor

Siento que el agua empieza a anegar mi barco de papel,
que se van deshaciendo entre mis manos mis sueños e ilusiones,
que en medio de la tormenta, el sol se niega a salir de su escondite,
que todos saltaron al agua, pero yo aún sigo aquí…hundiéndome.

Hay marineros fieles que se resisten a abandonar el barco que naufraga,
yo soy uno de esos que aun con el agua al cuello, se resisten a marcharse,
pero tú el capitán de este mi velero, el atractivo símbolo de mi amor
el que con sus manos dirigió todo aquellas tantas veces en alta mar.

Hoy te muestras reacio a encallar mi barco en buen puerto,
y te muestras indiferente, sin importarte ver como me hundo sin remedio,
como trato de sacar el agua de nuestro barco que se atraganta por todos lados,
como el mar de las dudas y temores lo hunden en sus profundidades.

Me miras desde tu rincón, con el agua que acaricia seductora tus rodillas
sólo miras el cielo que sin mostrar esperanza llora sobre nosotros,
y resignado a tu suerte esperas pasivo ver llegar el final de esta historia,
mientras leo en tu oscura mirada “ya para que luchar, el fin ha llegado”

Amor,  no te dejes perecer, no dejes que esto muera sin remedio,
si me ayudas, si unimos nuestras fuerzas, si cada uno hace su tarea
saldremos a flote. Este es nuestro barco, es tan tuyo como mío,
si te hundes yo me hundiré, si naufragas, yo lo haré contigo…sobreviviremos.

sábado

Hoy casi te pierdo

Hoy sentí que te marchabas para siempre,
tus palabras, tus gestos, tu desesperación me lo decía a gritos,
tus maletas en la puerta eran el punto final de esta historia,
y con ella el final de una vida demasiado unida a la tuya.
Hoy sentí que te marchabas para siempre,
el cansancio en tu mirada y la desesperación en la mía
fue el plato fuerte de aquella tarde marcada por el desamor,
sentí que te ibas escapando, y que mis brazos perdían fuerza,
que retenían tu cuerpo, mas no tu resolución de partir de mi lado.
Hoy sentí que te marchabas para siempre,
y mientras mis lágrimas corrían, mi mente una y otra vez pensaba
en la forma en cómo volver a fijar tu mirada en la mía,
pero tú ya sabias mi estrategia, ya me conocías y te conocías.
Hoy sentí que te marchabas para siempre,
pero en un descuido tuyo, mis ojos se clavaron en los tuyos,
y fue fácil después plegar mis labios aprisionándote sin remedio,
y apretándote contra mí, me embebí todas tus dudas y tu confusión.
Hoy sentí que te marchabas para siempre,
pero, al final cerraste tras de ti la puerta y te refugiaste en mis caricias,
volvimos a soñar despiertos y a creer que este amor es invencible,
volvimos a mirarnos como antes, y a mezclarnos sin prejuicios.
Hoy casi te pierdo, pero esta escrito que aún me perteneces…

miércoles

No Entiendo

Que cosa rara esto del amor…desconcertante
A veces se sufre, a veces se ríe… una locura
A veces en el cielo, otras en el infierno…libre albedrío
A veces me da vida, a veces me asesina… verdugo
A veces me eleva, y otras me hunde…juego
A veces me insiste, otras me ignora …cruel
A veces me acaricia, a veces me lastima… masoquismo
A veces me libera y otras veces me atormenta… villano
A veces me regala y otras me roba… ladino
A veces me acerca a Dios, y otras a la tentación…maligno

sábado

No me quiero ir

No digas no a este momento…sólo para los dos,
no mires el reloj, el tiempo, ni quienes acechan,
no me recuerdes que debo marcharme…sin ti,
no me empujes a dejarte verme ir lejos de ti.
Déjame siquiera disfrutarte entre mis brazos,
déjame siquiera ver en la profundidad de tus ojos,
déjame un momento asida a ti, creyendo que es para siempre
déjame sentir el calor de tus brazos alrededor de mí.
No me quiero ir, la noche esta tibia como mi corazón
no quiero verte a través del cristal de mis recuerdos
no quiero que camines solo, si me tienes a mí
no quiero verte partir sin que siguieres voltees a mirarme.
Sé que me esperarás, que mañana será un nuevo día
sé que te alegrarás al verme y yo me rendiré a ti…como siempre
sé que me esperarás, con tu mejor sonrisa
sé que no me olvidarás…sé que no lo harás…