Estuve ausente...me fui tan lejos como llevada por la brisa del mar que hoy esta frente a mis ojos...y el mar que me llevó me trajo nuevamente. Un adiós, un beso frío, una noche negra...un nuevo amanecer es lo que me dejó el susurro de aquel nombre...

miércoles

Así empezó todo

Fueron un par de miradas a media tarde y una leve sonrisa al pasar,
unas cuantas palabras de cortesía, un saludo, un suspiro a escondidas,
un suave roce de tu piel y mi piel, provocando un estremecimiento,
una llamada supuestamente equivocada, para terminar en una cita,
una velada sin testigos, el dulce vino, la noche limpia, la luna,
una habitación con olor a jazmines, en mitad de la carretera,
el miedo inicial, un trémulo beso, tus dedos atrapando mi boca.
Fue todo ello lo que desencadenó esto que hoy nos tiene dominados,
esto que es más que deseo, pasión desmedida, arrebatada,
esto que cada día necesito más con desesperación, con codicia,
esto que algunos se aventuran a llamar amor, que quema como el fuego,
esto que me abrasa, que me consume, que me pierde entre tus susurros,
esto que cada viernes nos espera en aquella misma habitación,
que nos hace vivir sin gusto seis días de la semana, esperando…
hasta ver llegar el día en que el calor se acomode en mis mejillas,
para luego deslizarse calcinando todo mi cuerpo… esperándote,
con la luz apagada, con las sábanas revueltas en mi angustia,
con el grito en mi garganta, hasta verte llegar y cerrar la puerta tras de ti….

3 comentarios:

Lunna dijo...

Una mirada fugaz se puede convertir en ese deseo que te atrapa, te envuelve y no te deja escapar en su deseo.
Una foto llena de sensualidad.

Besos.

Lunna.

Antonio dijo...

Querida amiga Alondra, que hermoso es hacer desaparecer un día para emplazarlo a otra dimensión de placeres y amor, de sensaciones, de susurros entre besos y caricias. Es hermoso vivir una historia así de romántica y a la vez dominar tus deseos. Un placer estar presente, mis felicitaciones, oswen.

minino dijo...

vaele... este es un comentario paraa todo el blog... me parece muy bueno, elegante, cuidado hasta la saciedad, y los textos son hermosos, transmiten sentimientos poderosos, y eso es lo mas importante... sin embargo, me sobra la música, me temo... felicidades, Alondra... y próspero año nuevo...