Estuve ausente...me fui tan lejos como llevada por la brisa del mar que hoy esta frente a mis ojos...y el mar que me llevó me trajo nuevamente. Un adiós, un beso frío, una noche negra...un nuevo amanecer es lo que me dejó el susurro de aquel nombre...

lunes

La Ronda de la Luna

Un día te vi redonda, diáfana y sosegada,
te volví a mirar con miedo a ser descubierta,
con miedo a que tus ojos atraparan los míos,
con miedo a sentir tu  pálido rostro frente al mío.
Sé que mi amor es imposible, pues tu amor es ajeno,
como ajeno es tu mundo, muy distante al mío.
Sé que nunca nuestros cuerpos intercambiaran su calor,
nunca mis labios te robarán un beso carmesí,
nunca mis manos rodearán tu blanco cuerpo desnudo,
nunca seremos libres de vivir este amor.
Te miré y jugamos juntos la ronda de la luna,
¡Un, dos, y tres! ¡me quieres yo también!
¡cuatro, cinco y seis! ¡adivina quién es quién!
Jugamos la noche entera, tú desde tu balcón de estrellas,
yo hundiendo los pies en la tierra que me vio nacer,
rogándole al cielo que te permita bajar a bailar conmigo
el dulce vals de ensueño, el vals de los amantes de la noche.
Te miré y desde entonces tu belleza me atrapó,
gacela de blancos colores, de tenues lunares y labios vino tinto,
me endulzas, me atraes, ¿cómo hago para llegar a ti?
¿Cómo quiebro los prejuicios que nos separan?
Quiero pisar tu suelo, y clavar sobre él la bandera de mi amor
y proclamar ¡Oh luna querida!, que eres mía y de nadie más,
que si otros profanaron tu cuerpo, tu amor no lo tuvieron jamás.
Llora conmigo, pequeña;  suelta tu llanto sin temor
que tus lágrimas son mi consuelo, mi esperanza…
me beberé cada una de ellas brindando por nuestro amor.

4 comentarios:

Tannatos dijo...

la luna siempre despierta sentimientos en nosotros que no somos capaces de discernir, pero que nos hacen sentir tantas cosas, un besito

ana dijo...

Hola Alondra. Así es a veces la luna nos recuerda la lejanía de aquello que nos parece inalcanzable.

Pero fíjate que siempre está, aún cuando nos tiña de nostalgia.

De una enamorada de la luna a otra, yo también brindaré aunque sea con lagrimas.

Un besito muy fuerte. Tus palagras me llegaron.

Antonio dijo...

Hermoso sentir Alondra, creo que a la luna se le ha escrito tanto que todo lo que leo en referencia a ella me gusta muchísimo, un fuerte abrazo con respeto, oswen.

Anónimo dijo...

Incrédulo, el por qué de una esfera briilante nos inspira a ser amantes. Amantes de la distancia incomparable de cierta emoción, que sentimos sin limitación. Un cordial abrazo. Sus palabras sobresalen tanto que a mis ojos han llenado, pequeñas gotas de poesía.